Amazon Espana y el sector del comercio electronico

Amazon Espana y el sector del comercio electronico

Lunes, 13 Octubre   

Amazon España, rumor recurrente durante los últimos años que vuelve con intensidad, apuntando a un desembarco durante 2009. La verdad es que siempre he comprendido la reticencia del gigante de las ventas online a desembarcar en un país en el que está establecido el precio fijo del libro: el abaratamiento por ahorro de costes respecto a la distribución tradicional se queda en nada cuando lo máximo que se puede aplicar es el 5%. Si a eso sumamos el cambio actual euro/dólar no es extraño que salga más barato comprar a Amazon USA que a las tiendas online en España (las películas Blu-ray, también).

Pero la entrada de Amazon en España tendría efecto más allá del negocio del libro. Si analizamos los últimos movimientos de la empresa de Bezzos desde su tienda, vemos que gran parte del sector del comercio electrónico debería tenerlo en cuenta…

* Amazon ha entrado en un montón de sectores del comercio electrónico, desde juguetes hasta el vino, pasando por la electrónica de consumo. El número de empresas a los que les saldría un competidor de primer nivel es importante, desde El Corte Inglés hasta multitud de comercios online temáticos.
* Amazon también vende descarga de música sin DRM y tiene su servicio de descarga bajo demanda. Desde Pixbox hasta Bubok, sin olvidarnos de iTunes, entran en competencia.
* Amazon también juega un rol como plataforma donde “poner tu tienda” y delegar en ella muchas de las funciones más complejas de un comercio electrónico. Tanto en ello como en la venta de electrónica, Pixmania se perfila como el principal afectado, aunque tampoco hay que olvidarse de quienes tienen su tienda en eBay.
* Posibilidad de un futuro Kindle España, fuertemente integrado con la tienda online. Papyre y compañía tendrán que ponerse las pilas.

En definitiva, la llegada de Amazon supondría una revolución del sector del comercio electrónico, algo que, por otro lado, sentaría muy bien al mismo. Y es que el mayor problema que tiene es la barrera cultural de desconfianza del internauta español ante las compras online… y el aterrizaje en España de Amazon reforzaría la credibilidad del comercio electrónico en general. Otro tema es hasta que punto tendrían que ponerse las pilas: el valor añadido, la calidad de la web y la inteligencia en forma de valor añadido que pone sobre la mesa Amazon, está a años luz de lo que podemos elegir hoy día en España.